Nacional

Con peticiones sociales y llamativos invitados se realizó el Te Deum Ecumenico 2019

Una ceremonia tradicional de nuestras fiestas patrias, donde a pesar de estar cuestionados por diversas razones, representa a los creyentes de algún «representante de Dios en la tierra» y han ayudado para bien o para mal, en la construcción de nuestra Patria y de la identidad nacional. Hoy miércoles 18 de septiembre de 2019, nuevamente se realizó el «Te Deum Ecumenico» de Fiestas Patrias, aunque esta ceremonia tuvo varios componentes llamativos.

Esta tradicional ceremonia ecuménica se realizó en la Catedral Metropolitana, con más medidas de seguridad en su interior pero desarrollándose en un ambiente de tranquilidad, a pesar de que nuevamente no contó con transmisión televisiva.

A las 11 de la mañana, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, acompañado de su esposa, Cecilia Morel, fueron recibidos por el encargado de la Catedral y la canciller del Arzobispado para dar comienzo a esta ceremonia que tuvo la participación de representantes de 12 congregaciones religiosas, entre ellas las diversas ramas protestantes, musulmanas y judías y se ofrecieron diversas ofrendas por el bienestar del país, cuyo Te Deum contó con un testigo silencioso pero muy simbólico: La cruz que estuvo en la Primera Junta de Gobierno de 1810, que marco el inicio del proceso independentista de Chile del imperio español.

Con diversas plegarias y el cántico del Coro del Arzobispado transcurrió este Te Deum que tuvo aspectos más sencillos, como la indumentaria que ocupo el Administrador Apostólico del Arzobispado de Santiago, Celestino Aós, quien utilizó su habitual uniforme franciscano.

A la una de la tarde concluyó esta ceremonia donde el Presidente Piñera, tal como llegó, se fue en carruaje, aunque tuvo un leve percance cuando se iba nuevamente al palacio de Gobierno, al no poder permanecer de pie.

Los más de mil invitados que estuvieron en esta ceremonia debieron esperar a que se fuera para poder salir de la Catedral, entre los que estaban los miembros del gabinete presidencial, los representantes de las ramas del Parlamento, varios parlamentarios (aunque muy pocos de la oposición como el diputado DC Gabriel Silber) y el cuerpo diplomático, aunque hubo mayor atención a la asistencia de 2 personajes, el Nuncio Apostólico, Ivo Scapolo, quien en pocas semanas más dejara nuestro país en medio de críticas a su desempeño, y la madre de la ex Presidenta Michelle Bachelet, Ángela Jeria, quien no pudo hablar mucho por problemas en su voz: «Perdón, paz y reconciliación y concordia, ha puesto en evidencia muchas cosas bellas, también las dificultades», fue lo que declaro el representante diplomático al final de esta ceremonia.

En su homilía preparada para esta ceremonia, y que fue la primera que declaró, el Administrador Apostólico del Arzobispado de Santiago, Celestino Aós, habló puntualmente de 3 temas contingentes. Primero, pidió la convivencia con los pueblos indígenas, respetando sus tradiciones: «Nuestra alabanza y agradecimiento por las etnias y culturas de los pueblos Mapuche, Aymara, Quechua, Diaguita, Colla, Rapa Nui. Todos fuimos creados a tu imagen y semejanza; porque reconocemos esto sentimos la urgencia de una convivencia más integrada y con horizontes nuevos».

También habló sobre los problemas ecológicos actuales pidiendo cuidar la «casa común» y asegurando el bienestar del planeta para las futuras generaciones: «Todos somos responsables de que nuestros niños y niñas puedan crecer en un ambiente saludable (…) Son muchos los que se preocupan y cuidan de la casa común; te damos gracias por ellos, y te pedimos que todos crezcamos en espíritu ecológico para que podamos vivir sanamente sin contaminación y respetando a los animales y a las plantas, a los ríos y a los mares».

Finalmente, habló también del áspero debate político que se ha visto reflejado en las últimas semanas, pidiendo mayores acercamientos y diálogos: «Tenemos problemas, limitaciones, heridas y pecados. Tú nos convocas hoy a las Fiestas Patrias, Tú nos orientas hacia lo positivo y logrado. Llamados a colaborar y no al enfrentamiento; al diálogo y no a la descalificación; al respeto y no al insulto… vamos construyéndonos unos a otros, bajo la mirada y el cuidado de la Virgen María, Madre y Reina de esta Patria nuestra que es Chile».

El administrador Aós también habló de las mujeres, los inmigrantes y de las familias, y agradeció la labor de los medios de comunicación, aunque no tocó un tema contingente que ha dividido a la política en las últimas semanas: El debate por la reducción de la jornada laboral.

Al término de esta ceremonia y a la salida de la Catedral Metropolitana, las autoridades también hablaron de esta homilía y la ceremonia como tal. El Presidente de la República, Sebastián Piñera, lamentó la no asistencia de algunas autoridades y también manifestó su extrañeza por la falta de autocritica de la Iglesia por las situaciones polémicas que la han afectado en el último tiempo: «En el Mes de la Patria, que algunos se ausenten, es triste y lamentable, pero nuestra voluntad era que hubiesen estado todos, es verdad. Han habido demasiadas denuncias. Han habido demasiados abusos. Yo creo que la única forma de enfrentar esto es con la verdad y con la justicia. Eso es lo que toda la sociedad chilena espera, quiere, y así va a ocurrir».

Por su parte, el diputado DC Gabriel Silber, uno de los pocos representantes de la oposición en este acto ecumenico, reclamó por la falta de riesgo en las palabras del administrador apostólico del Arzobispado capitalino: “Echamos de menos que Celestino Aós hubiera señalado el por qué y cómo llegó ahí, y un poco más bien de mea culpa de pasar a una etapa siguiente, un estatus distinto por parte de la Iglesia. Fue una homilía más bien de carácter conservador. Creo que se arriesgó poco”.

Esta ceremonia religiosa nuevamente no contó con la transmision de la televisión abierta por la crisis económica que vive este medio de comunicación, situación llamativa, ya que el Te Deum Evangélico realizado el pasado domingo si contó con esta cobertura mediatica.

Durante esta tarde el Presidente Sebastián Piñera y su gabinete participaron de la habitual gala en el Teatro Municipal de Santiago y mañana jueves, estarán en la Parada Militar 2019 en el Parque O’Higgins dónde por primera vez desfilaran efectivos de la Policía de Investigaciones, aunque este sábado por la noche, el mandatario emprenderá rumbo a EE.UU, donde participará de la asamblea general de la ONU y de la Cumbre Climatica que se realizarán en el edificio de este organo internacional ubicado en la ciudad de Nueva York.

Send this to friend