Voz de América

Gobierno de Ecuador deroga polémico decreto y llega a un acuerdo con los indígenas

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, derogó el domingo un decreto sobre reformas económicas que llevó al alza de los precios de los combustibles y provocó protestas en las calles que paralizaron el país durante 11 días.

En un diálogo que comenzó el mismo domingo con líderes indígenas, ambas partes anunciaron la suspensión de las protestas.

“Tenemos un acuerdo, como resultado del diálogo se establece un nuevo decreto que deja sin efecto el decreto 883”, dijo Arnaud Peral, coordinador residente de la ONU en Ecuador.

Además de la ONU, la Iglesia Católica ha mediado para que se concretara el diálogo en Ecuador.

Además, dispusieron la instalación inmediata de una comisión de ambas partes y otros sectores sociales para elaborar un nuevo decreto que permita equilibrar la economía estatal.

“Hemos tenido un acuerdo, que como bien se ha manifestado de lado y lado ha significado sin duda alguna, sacrificio de cada una de las partes, porque eso es precisamente un acuerdo”, dijo Moreno. “No significa ganarlo todo”.

Un equipo de la Voz de América cubre los acontecimientos que han remecido a Ecuador. El corresponsal Néstor Aguilera constató que el país intenta volver a la normalidad después de varios días de protestas violentas.

Datos de la Defensoría del Pueblo indican que entre el 3 y el 13 de octubre hubo 1.340 personas heridas, 1.152 detenidos y 7 fallecidos.

“Sí se pudo”

A las calles salieron los ecuatorianos a bailar y celebrar en la noche del domingo. Al grito de “sí se pudo” festejaron la derogación de las medidas económicas.

“Festejamos la victoria, pero esto no termina hasta que el acuerdo se concrete a cabalidad”, dijo la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) en su cuenta de Twitter.

El presidente de la Conaie, Jaime Vargas, pidió a sus bases que se retiraran del centro de Quito, donde pasaron días protestando.

Entre la condiciones del sector indígena estaban la derogación del decreto 883 que autorizaba suspender el subsidio a los combustibles y la renuncia de los ministros de Defensa y Gobierno, entre otros.

Al inicio del diálogo el domingo, Vargas le dijo a Moreno que algunos de sus ministros no estaban haciendo su trabajo.

“El pueblo ecuatoriano tendrá paz y libertad y tendremos la oportunidad de seguir conversando, de seguir dialogando. Que se levanta la medida de hecho en cada uno de nuestros territorios por la libertad, así que muchas gracias hermanos y hermanas”, dijo Vargas.

Con el acuerdo deberán quedar atrás 11 días de protestas violentas, que incluyó el enfrentamiento de manifestantes y fuerzas de seguridad, las que a menudo lanzaron gases lacrimógenenos.

Durante varios días algunas ciudades permanecieron sitiadas, desabastecidas de alimentos, sin combustibles, transporte y sometidas a vandalismo que el presidente atribuyó a bandas de crimen organizado y guerrillas urbanas exportadas desde Venezuela.

En el caso de Quito, se constata la destrucción de gran parte del Centro Histórico, incluyendo el edificio sede de la Contraloría. También ocurrieron actos vandálicos contra medios de comunicación, edificios estatales, del ejército y de propiedad privada.

Send this to friend