Nacional

Gobernación de Valparaíso se querella contra hincha de O’Higgins por desórdenes públicos

La Gobernación Provincial de Valparaíso presentó una querella criminal en contra de Carlos Eduardo Mardones Reyes, hincha del Club Deportivo O’Higgins de Rancagua, quien fue sorprendido en fragancia por Carabineros lanzando piedras y objetos contundentes durante incidentes que se produjeron en las inmediaciones del Estadio Sausalito de Viña del Mar, previo al partido que disputaron el domingo Everton contra del cuadro de la Sexta Región.

La querella es por desórdenes públicos y se extiende a todos aquellos que eventualmente resulten responsables como coautores, cómplices o encubridores por los delitos previstos y sancionados en el artículo 13 de la Ley N° 19.327 de “Derechos y Deberes en los espectáculos del fútbol profesional” y en el artículo 269, inciso 1°, del Código Penal.

La detención se produjo el domingo, pasadas las 18:40 hrs, entre la Avenida Padre Hurtado y calle Alcalde Luis Trejo, y fue realizada por Fuerzas Especiales de Carabineros, durante los incidentes producidos entre barristas.

Tras el control de detención en los juzgados de la ciudad jardín, el aludido quedó con la medida cautelar de prohibición de asistir a cualquier espectáculo del fútbol profesional a nivel país por el tiempo que dure el plazo de la investigación, el que quedó determinado en 90 días.

Al respecto, la Gobernadora de la Provincia de Valparaíso, María de los Ángeles de la Paz, insistió en el llamado al buen comportamiento de todas las hinchadas, con el fin de lograr el tan ansiado aforo completo en los estadios, característica que hace años no se puede lograr en los recintos de la región, lo que ha mermado la calidad deportiva de cada encuentro. “Esta es una tremenda señal como Gobernación Provincial – señaló -, especialmente para el llamado que ha hecho el Presidente Sebastián Piñera, de llevar nuevamente a las familias al fútbol. Este incidente producido en el pasado partido de Everton y O´Higgins da cuenta de que este tipo de conductas son las que queremos evitar”.

El imputado arriesga pena de presidio, además de una eventual pena accesoria de prohibición de ingresar a los estadios durante el desarrollo de un partido de fútbol profesional. Sobre la primera, cabe destacar que la pena de presidio por el delito de desorden público previsto en el Código Penal se ve agravada cuando los ilícitos cometidos, como ocurre en este caso, están regulados en la Ley de Violencia en los Estadios.

“El llamado es a los hinchas y a todos los clubes a que puedan motivar a generar estrategias a poder lograr el aforo completo, evitando este tipo de conductas, que lo único que representan es alterar lo deportivo y por sobretodo, lo importante que es para el fútbol contar con gran cantidad de público en cada uno de sus espectáculos”, insistió la autoridad provincial.

La resolución del tribunal será comunicada a la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, al Departamento de Estadio Seguro del Ministerio del Interior y a Carabineros.

Send this to friend