Nacional

Ministro Nicolás Monckeberg y migración: “Llegó el momento de abordarla seriamente”

“En Chile tenemos que tener una política clara, nítida y justa con los miles de trabajadores migrantes que cumplen con la legislación chilena y que tienen los mismos derechos y las mismas leyes que los trabajadores chilenos”, afirmó el ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg, quien junto al subsecretario de la cartera Fernando Arab, se reunió con los representantes del Servicio Jesuita a Migrantes, cita a la cual también asistieron haitianos, colombianos y venezolanos.

La autoridad anunció medidas que se tomarán en el corto plazo en torno a la migración, como que la Dirección del Trabajo tenga un rol más activo en la fiscalización y educación laboral; mejorar la intermediación para conectar la demanda y oferta entre los extranjeros, y que Sence incluya en sus programas de capacitación a los inmigrantes.

“Sabemos que tenemos una Ley de inmigración que se quedó atrasada”, señaló Monckeberg, en referencia al anuncio de poner urgencia simple a la normativa, por lo que agregó que “la dignidad del trabajador no tiene que ver con su nacionalidad, tiene que ver con su condición de ser humano y, por lo mismo, llegó el momento de abordarlo seriamente”

También informó que el Ministerio está estudiando un proyecto de ley para que las personas migrantes, cuyos países no tienen convenio de seguridad social, puedan llevarse los fondos de pensiones, una vez que decidan abandonar el país.

En ese sentido, el subsecretario Fernando Arab profundizó sobre la materia y dijo que esos dineros forman parte del “fondo de rezago, que hoy día es millonario. Así que como Ministerio ya estamos estudiando alternativas para que esos fondos, que son de los trabajadores, puedan llevárselos a sus países cuando decidan volver”.

Para el José Tomás Vicuña (SJ) presidente del directorio del Servicio Jesuita a Migrantes, se mostró “muy contento, ya que la primera reunión que tenemos es con el Ministerio del Trabajo, lo que le da un real enfoque a la inmigración que está teniendo Chile, que es laboral”.

Asimismo agregó que “desde el 2010, más del 50% de los migrantes que están en Chile han venido a trabajar, así que llevamos 8 años esperando una legislación. Ha habido un trabajo lento, así que nos alegramos que se le haya puesto suma urgencia al proyecto de ley. Así como en educación se le ha llamado a ponerle patines, en inmigración pongámosle patines y también justicia”.

Send this to friend