Mundo

Brasil: Juez de Lava Jato no autoriza salida de Lula de prisión

El juez encargado de la situación judicial de Luiz Inacio Lula da Silva, João Gebran Neto, no autorizó este domingo la salida en libertad del ex-mandatario brasileño, concedida previamente por otro juez, informó el diario O Globo, que publicó la orden del magistrado.

Gebran Neto es uno de los tres jueces que integran la octava sala del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región de Porto Alegre, corte que condenó a Lula en segunda instancia a 12 años y un mes por corrupción pasiva y lavado de dinero.

“Determino que la autoridad coactora y la Policía Federal de Paraná (PF) se abstengan de practicar cualquier acto que modifique la decisión colegiada de la Octava Sala”, comunicó Gebran Neto, que se refería así a la decisión de la sala del Tribunal Regional Cuarto (TRF-4), que condenó al presidente.

En su despacho, el juez agrega que “la decisión proferida en carácter de guardia podría ser revisada por mí, juez natural para este proceso, en cualquier momento”.

Diputados del PT solicitaron el “habeas corpus”

El magistrado contradijo la decisión dictada horas antes por el juez federal de turno Rogerio Favreto, también de segunda instancia, quien este domingo concedió a Lula un “habeas corpus” solicitado por diputados del Partido de los Trabajadores (PT), formación liderada por el expresidente.

Sergio Moro, encargado de la megacausa “Lava Jato”, había considerado previamente que Favreto era incompetente para tomar esa decisión y que pedía esperar la decisión de Gebran Neto, que finalmente fue negativa.

Condena de 12 años

Moro, quien se encarga de los juicios de primera instancia de los acusados en la trama del “Lava Jato”, condenó a Lula a nueve años de prisión en julio del año pasado. A inicios de 2018, el TRF-4 ratificó la condena y la aumentó a 12 años. Desde el 7 de abril, el líder del PT y favorito a las elecciones presidenciales de octubre, se encuentra en la cárcel.

En su despacho, Moro afirmaba que Favreto no tiene autoridad para ordenar la libertad de Lula y así superponerse a otras decisiones tomadas antes por el mismo TRF-4 e incluso por el plenario del Supremo Tribunal Federal de Brasil (STF), máxima corte del país, que ya le negó un “habeas corpus” al ex presidente.

Send this to friend