Espectáculos

Sergio Freire arrasó en la Quinta Vergara con hilarante e irónico show en Viña 2018

El destacado comediante nacional se llevó las dos Gaviotas a punta de chistes e historias donde se rió de sí mismo y de situaciones de su vida personal, enganchando de inmediato con el público. Acá el detalle.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Foto: Agencia Uno.


El otrora ‘Club de la Comedia’ vivió un nuevo momento de gloria en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar 2018, pues Sergio Freire tuvo un gran éxito en su rutina y arrasó en la Quinta Vergara con sendas Gaviotas de Plata y Oro en ‘Viña 2018’.

Así como triunfaron Pedro Ruminot, Fabrizio Copano, Natalia Valdebenito y Alison Mandel, entre otros, ahora lo hizo Freire, quien tuvo el mérito de apostar a una rutina simple, dinámica y asertiva, donde se rió de sí mismo, de su vida familiar y de otros personajes.

Esto le permitió a Freire llevarse las dos Gaviotas, por expresa y ruidosa petición del público, que estaba rendido a sus pies. De esta forma, los seis comediantes o humoristas tuvieron éxito en Viña 2018.

LA RUTINA QUE HIZO REÍRSE A CARCAJADAS AL MONSTRUO

Sergio Freire fue bien recibido por las fans que fueron a ver a CNCO y de inmediato se ganó al público con una ironía sobre su padre, que se llama igual, y con su afán de cambiarse el nombre, tal como lo hicieron Mon Laferte (ex Monserrat Bustamante) y Chayanne (ex Elmer Figueroa).

Las risas continuaron cuando se refirió a políticos como Ricardo Lagos y el Presidente electo, Sebastián Piñera, del cual recordó su época en Chilevisión hace 10 años y una vieja anécdota cuando el empresario confundió a los chicos del Club de la Comedia con Los Bunkers.

Posteriormente vinieron más risas con sus vivencias como papá primerizo y sus dificultades con las matemáticas, donde se burló de sí mismo e incluso se dio el lujo de imitar a Don Francisco en un conteo de Teletón.

Después freire se atrevió a tirar chistes sobre Chile y Perú, donde hizo reír a los chilenos con el 21 de mayo y a los peruanos con su asistencia al Mundial de Rusia, por sobre Chile.

También el comediante sacó risas con su hilarante nueva versión del himno nacional con baile incluido donde “vaciló” y, posteriormente, donde se burló del peinado de Arturo Vidal.

Tras ello tuvo un momento donde ocupó en exceso algunos garabatos, dando a entender que “sin algunos garabatos perdemos nuestra idiosincracia”. El humorista ocupó groserías para referirse al empleado “chupamedias”, pero sacó risas al decir que “no quería otro jefe” al momento del censo.

De hecho, la parte del “Censo” fue una de sus mejores, porque ironizó con las preguntas y, además, dio a entender que estaba proclive a la causa mapuche, pero con mucho humor.

También Freire tuvo tiempo de burlarse de ciertas contradicciones musicales como una canción de Kike Neira (“yo no quiero ir a la guerra”) y la evolución musical de Shakira, en cuanto a la colombiana tímida de 1993 hasta la ‘reina de las caderas’ en la actualidad. También ironizó con la sexualidad de Ricky Martin, básicamente por las dedicatorias de sus canciones románticas.

Luego entró en una fase donde tal vez no sacó muchas risas, cuando habló del programa de Emilio Sutherland en Canal 13 (“En su propia trampa”) y cuando se refirió en tono de broma a animadores antiguos del Festival como César Antonio Santis, Antonio Vodanovic, Paulina Nin de Cardona, Raquel Argandoña e incluso el difunto Felipe Camiroaga (QEPD).

De todas formas, Freire volvió a las risas de la gente cuando ironizó sobre el hecho que no quería una canción para su muerte y que deseaba entrar con “bloqueador solar” porque él sentía que se iría al infierno.

Justamente, al hablar del “infierno” el comediante ex Club de la Comedia ironizó sobre todo lo que ocurre en torno a las misas y como se tratan mal los feligreses entre ellos. Además, se dio el lujo de cantar cantos religiosos llenos de humor.

Donde remató bien su rutina Freire fue con una ironía sobre los comerciales de helados, donde hizo algunas mímicas femeninas y masculinas que sacaron risas de los presentes.

Un ‘Monstruo’ totalmente entregado pidió bajo una ovación la Gaviota de Plata a las 00:35 horas y la Gaviota de Oro a las 00:38 AM. “Se lo merece”, gritaba el público.

“Esto muy feliz de verdad”, aseguró Freire antes de cerrar su rutina con un breve stand up sobre redes sociales, donde involucró a Virginia Reginato como “Alcaldesa Forever”, y con una rutina donde se burló de los borrachos que llaman a las ex.

Final con broche de oro para Sergio Freire, que junto a Kramer fueron sin duda los mejores comediantes dentro del humor de Viña 2018.

CCh/lv

Send this to friend