Espectáculos

Schuster “enamoró” a la Quinta Vergara y tuvo su consagración en Viña 2018

La joven promesa nacional puso toda la energía en el escenario y gracias a sus hits de su primer disco ‘Bonsai’ logró cautivar a las fans, que lo premiaron con las Gaviotas de Plata y Oro. Además, se dio el tiempo de algunos homenajes. Acá el detalle.

Por Laurencio Valderrama Poblete / Foto: Agencia Uno.


Augusto Schuster vivió el día más feliz de su vida hasta el momento, al consagrarse en Viña 2018 y lograr Gaviotas de Oro y Plata, en un show corto pero efectivo y exitoso en la sexta y última noche del Festival Internacional de la Canción.

El joven de sólo 25 años se presentó por primera vez en solitario, pero por segunda en general, dado que había estado con el programa Amango (Canal 13) en 2008. Fueron 46 minutos de total entrega en el escenario de la Quinta Vergara.

Esta vez Schuster dio gala de su dominio escénico y artístico. Si bien también mostró ripios vocales -como CNCO- suplió eso con una energía y carisma inigualable en el escenario. Si logra encontrar 100% su sello propio y no basarte en Justin Timberlake o Bruno Mars, será un cantante de exportación mundial.

Lo cierto es que Augusto Schuster llenó el escenario desde un inicio con ‘You Love It’ y luego con “Déjalo ir”, antes de su primera intervención, donde le realizó un homenaje al fallecido vocalista de Los Ramblers, Valentín Fernández.

“Hace 10 años estuve acá, ha pasado harto tiempo… quisiera pedir solo un apluso, ayer (sábado) una banda histórica tuvo un accidente, como Los Ramblers. Un aplauso para Valentín Fernández, que se transmita de acá a la Quinta. Aplauso, además, para este hermoso jurado, en especial al maestro Roberto Márquez”, dijo.

Tras ello el joven cantante coqueteó con “las mujeres solteras” antes de ir con sus sencillos “Darle”, “Como se llama” y su hit consagratorio, “Me enamoré”, el cual le permitió ganarse Gaviotas de Plata y Oro a eso de las 01:58 AM y 02:01 AM, respectivamente.

“Esto es solo el inicio, sólo quería que ustedes escucharan mis canciones, se lo dedico a mi mamá que está mirando del cielo… sólo quería sentir la energía de la Quinta y representar a todos los artistas emergentes. Estoy orgulloso de ser chileno. La música y el amor mueven al mundo. El amor es todo”, dijo con emoción.

Augusto Schuster terminó la fiesta con toda la energía de “Culpable”, antes de esbozar entre lágrimas un “Gracias Viña”, para despedirse luego de 46 minutos de show y dar un paso acaso decisivo para su consagración internacional, amén de la transmisión de Chilevisión y TNT.

CCh/lv

Send this to friend