La Roja

Selección Chilena terminó luchando pero perdió ante Costa Rica en Rancagua

La Selección Chilena sufrió este viernes una dolorosa derrota 2-3 ante Costa Rica en Rancagua, en amistoso de la Fecha FIFA y que fue el primer partido en la era de Reinaldo Rueda jugando en suelo nacional.

Ante 9.758 espectadores que respondieron con la asistencia al Estadio El Teniente (y rindieron un respetuoso minuto de silencio en memoria del cantante Lucho Gatica y del ex seleccionado nacional Francisco ‘Paco’ Molina), el bicampeón de América mostró una pálida versión y fue superado por un correcto elenco centroamericano, que apeló al juego aéreo y al contragolpe como armas de lucha.

La Roja tuvo la posesión del balón y estuvo cerca de abrir el marcador con un remate de Gary Medel que el portero Esteban Alvarado manoteó al córner y con un disparo de Alexis Sánchez que el defensa Calvo salvó en la línea (23′), tras una buena jugada entre los referentes Medel, Vidal y Sánchez.

Este partido marcó además el estreno en este proceso de Esteban Paredes. Sin embargo, el actual goleador del Campeonato Nacional estuvo lejos de sus mejores épocas en Colo Colo y no se pudo generar ninguna chance de gol. Su única aproximación fue un centro de Junior que no logró conectar.

Costa Rica comenzó paso a paso a salir del asedio e inquietar de contragolpe la portería de Johnny Herrera, quien estuvo notable para achicar en un mano a mano ante Alan Cruz (ayudó Maripán) y luego para manotear ante un remate de Campbell (33′).

Sin embargo, el cuadro ‘Tico’ aprovechó las licencias de la zaga y abrió el marcador con golpe de cabeza de Kendall Watson a los 35 minutos, tras un córner desde la derecha. Vidal no alcanzó a evitar la conquista.

La conquista no sólo afectó desde lo anímico, sino en lo práctico porque se terminó de lesionar Enzo Roco. El DT Rueda, ante la premura, evitó incluir a Magnasco y prefirió meter a Lorenzo Reyes para luego retroceder a Gary Medel a la última línea, algo inédito en su proceso.

LA PESADILLA ANTE COSTA RICA

En el complemento el DT Rueda se la jugó por el ingreso de Óscar Opazo en lugar del cuestionado Junior Fernandes. Ello le permitió a Mauricio Isla liberarse en ofensiva.

Ese inicio del segundo tiempo fueron los mejores pasajes de La Roja, dentro de su irregularidad. De hecho, Alexis Sánchez probó los reflejos de Alvarado (49′ y luego sacó un remate desviado (54′).

Sin embargo, el equipo del interino Ronald González tuvo la fortuna de encontrarse el 2-0, porque tras un córner al primer palo hubo un par de rebotes antes que Watson anotara su doblete (59′). Medel no pudo rechazar, Vidal tampoco.

La Roja se volcó en ofensiva y dejó espacios fatales, porque en un rápido contragolpe Ronald Matarrita corrió más de 30 metros para superar la salida de Herrera y poner un lapidario 3-0 a los 63′.

Rueda, herido en su amor propio, dispuso el ingreso de Nicolás Castillo por un opaco Esteban Paredes (64′). Chile arrinconó a su rival y fue así que, tras un balón parado y un par de rebotes, Sebastián Vegas anotó de cabeza (70′).

El técnico colombiano dispuso los ingresos de Marcos Bolados y Ángelo Sagal, pero el equipo seguía dependiendo de la inspiración de Alexis Sánchez, que tuvo la chance para un nuevo descuento, pero erró un penal al intentar picar el balón (tal como en Copa América 2015). Esta vez lo hizo mal y provocó la reacción del portero, que tapó el disparo. La falta previa fue inexistente por cierto.

Sánchez tendría su revancha a los 90′ y anotó el 2-3 final para, además, consolidarse como el máximo artillero de La Roja con 40 conquistas. Sin embargo, lo de hoy fue poco para lo que se espera del actual jugador de Manchester United, lo cual se hace extensivo al resto del plantel.

Preocupa el actual momento del equipo de Reinaldo Rueda, donde pareció afectar la crisis producto de la polémica conferencia previa del DT. Pero habrá oportunidad de una revancha el próximo martes ante Honduras en Temuco, en el último partido del año 2018 para la Selección Chilena.

 

 

 

Send this to friend