Fútbol Nacional

Primera B: San Marcos de Arica descendió pese a agónico empate ante Santiago Wanderers

Cayó de pie. San Marcos de Arica vive uno de los momentos más dramáticos de su historia, tras descender este domingo a la Segunda División Profesional, pese a un agónico y emotivo empate por 2-2 ante Santiago Wanderers en Valparaíso, por la 30a y última fecha del Campeonato Loto de Primera B.

Ante 11.616 espectadores que llegaron al Estadio Elías Figueroa, el cuadro dirigido por el experimentado PF Justo Farrán (que reemplazó al suspendido técnico Hernán ‘Clavito’ Godoy), se fue con todo en ofensiva, sabiendo que dependía de un triunfo para salvarse.

Fue así que al minuto de juego vino un remate al poste y, posteriormente, un cabezazo desviado de Vega (1′). Luego el local respondió con un remate desviado del ‘Larry’ Valenzuela (5′). Era intenso partido de ida y vuelta.

Más adelante, Arica debió soslayar la salida por lesión de Bruno Giménez. Farrán tuvo la lucidez para enviar al campo a Jason Silva, clave porque sirvió un tiro libre que le permitió a John Agüero abrir el marcador a los 42′. Festejaba un puñado de esforzados hinchas de la visita.

Sin embargo, Wanderers tiene el poder de las individualidades y fue así que el ‘Caminante’ Rafael Viotti empató casi de inmediato, en los 44′, tras un centro rasante. El marcador era 1-1 al descanso y Arica descendía.

En el complemento San Marcos buscó la victoria con más fuerza que fútbol e hizo ver mal por momentos al ‘Decano’, que estaba en parte pensando en la liguilla de la próxima semana. Agüero fue uno de los más activos y estuvo cerca de anotar.

En tanto, el DT Miguel Ramírez buscó cambios para revertir su suerte y entraron Marco Medel y Francisco Piña. El equipo mostró algo de mejoría y se adelantó con tiro libre de Luis ‘Larry’ Valenzuela y golpe de cabeza de Ezequiel Luna (75′).

San Marcos mostró desesperación por momentos, pero cuando enfocó su impotencia en ir arriba encontró al menos un premio: el empate. Ello porque Robert González anotó de penal en tiempo agregado (90+2′).

No hubo tiempo para mucho más, pitazo final del árbitro Carlos Ulloa y un mar de lágrimas inundó a los jugadores de San Marcos de Arica, que sentenciaron su descenso al rematar en último lugar con 32 puntos. No alcanzó el esfuerzo del cuerpo técnico de Hernán Godoy, que llegó en las últimas fechas a intentar el milagro.

Además, en el Estadio Bicentenario Nelson Oyarzún de Chillán los cuadros de Ñublense y Deportes Copiapó firmaron un cuestionado empate 1-1 a la misma hora, porque ambos equipos entendieron cerca del final que el resultado les favorecía: Ñublense remató penúltimo con 33 unidades, mientras que Copiapó se ubicó 14° con 34.

Por otro lado, Santiago Wanderers finalizó el certamen en el quinto lugar con 47 puntos, por lo cual jugará la liguilla por el ascenso. Su primer escollo será Deportes Valdivia, en partidos de ida y vuelta en Valparaíso y Valdivia. Buen trabajo del DT Miguel Ramírez, que tomó al equipo colista y lo dejó entre los cinco primeros.

Por último, San Marcos de Arica se despide de Primera B y es de esperar que el equipo vuelva próximamente porque es una plaza que no se puede perder. Recordar que Arica estuvo en Primera División y descendió en el Transición 2013.

Send this to friend