Fútbol Internacional

Rusia 2018: Croacia venció en tiempo extra a Inglaterra y jugará su primera final

La Selección de Croacia hizo historia este miércoles 11 al clasificar por primera vez en su historia a la final de una Copa del Mundo, tras vencer en dramático tiempo extra por 2-1 a Inglaterra, en la segunda semifinal de ‘Rusia 2018’.

El equipo de Zlatko Dalic logró reponerse de un golazo de tiro libre de Kieran Trippier (a los 5 minutos) y, con un gran segundo tiempo, logró empatarlo parcialmente con tanto de Ivan Perisic (72′), quien fue elegido el ‘Jugador del Partido’.

En el tiempo extra se notó un enorme desgaste de Croacia, pero anotó el gol del triunfo por intermedio de Mario Mandzukic (109′) y llegar a la anhelada final del domingo ante Francia, justo 20 años después de esa recordada semifinal donde los galos vencieron 2-1 en su casa.

En cambio, Inglaterra no pudo alcanzar su segunda final y se quedará con el recuerdo de su Mundial en 1966. El elenco de Gareth Southgate se medirá el sábado contra Bélgica por el tercer lugar.

Ante 78.011 espectadores que repletaron el Estadio de Luzhniki, el cuadro inglés pegó el primer golpe y lo hizo con la ‘vedette’ del Mundial: el “balón parado”. En este caso fue un hermoso tiro libre de Kieran Trippier que le dio el 1-0 parcial a los 5 minutos. Nada que hacer por cierto el arquero Subasic.

Los ingleses, es cierto, tuvieron para liquidar al tener a su rival ‘groggy’, pero Maguire esta vez no pudo anotar como ante Suecia y cabeceó desviado a los 14′.

Croacia comenzó paulatinamente a sacudirse del “golpe al mentón” y lo hizo con la ‘Figura del Partido’, Ivan Perisic, que probó con dos remates de media distancia que salieron desviados a los 19′ y 23′.

Inglaterra casi aumenta con Harry Kane, pero no pudo en un mano a mano ante Subasic (30′). El goleador del Mundial con seis tantos falló justo cuando más lo necesitó su equipo. Más adelante remató desviado Lingard (36′) y el portero Pickford sólo intervino ante un disparo lejano de los croatas.

En el complemento Croacia jugó mucho mejor, bajo la batuta de un Luka Modric que recuperó su nivel. En ese contexto, fue clave que el hombre de Real Madrid se ubicara por la banda derecha, para evitar la marca. En la contra Kane remató a un costado del arco.

El cuadro de Dalic manejaba los tiempos y llegó al empate tras un buen centro de su ‘socio’ Rakitic para Ivan Perisic, que se anticipó ante la débil marca de Kyle Walker y conectó con el pie para el empate parcial (68′).

Croacia se envalentonó y casi gana el partido en los 90 minutos, pero Ivan Perisic la mandó al poste (72′), ante una serie de errores defensivos entre el portero Pickford y los zagueros.

El DT Southgate decidió el primero de sus cuatro cambios con el ingreso de Marcus Rashford en lugar de un bajo Raheem Sterling. Sin embargo, siempre pareció que los croatas se podían llevar la victoria y hubo una acción donde Pickford estuvo brillante para conjurar un mano a mano ante Mandzukic y, posteriormente, Perisic elevó.

CROACIA EL REY DE LOS TIEMPOS SUPLEMENTARIOS

El cuadro croata llegó a su tercer tiempo extra, luego de vencer por penales tanto a Dinamarca como a la anfitriona Rusia. Parecía que el desgaste físico iba a ser aprovechado por los ingleses, no fue así.

Los británicos tuvieron una opción, pero el zaguero Sime Vrsaljko la salvó desde la línea ante un cabezazo de John Stones. Sin embargo, en la otra área Mandzukic no pudo ante Pickford y Perisic elevó ante un rápido córner de Modric.

Así llegamos al importantísimo minuto 109, que será recordado por siempre en las huestes croatas por ser el minuto donde Mario Mandzukic anotó el gol del triunfo y de la primera final: el hombre de Juventus aprovechó un despiste defensivo, recibió un pivoteo de Perisic y cuando vio el espacio definió de zurda (109′).

Los dos equipos terminaron haciendo los cuatro cambios en el tiempo extra y de todas las modificaciones acaso la más decisiva fue la de Andrej Kramaric en lugar de Ante Rebic, porque le permitió a Croacia aprovechar el impulso ofensivo y terminar ganando el partido.

Croacia ganó finalmente por 2-1 en tiempo extra a Inglaterra y clasificó a una histórica primera final de Copa del Mundo, tras caer en las semifinales de ‘Francia 1998’ ante la anfitriona Francia y luego ganar el tercer lugar ante Holanda, con la generación liderada por el actual presidente de la Federación croata, Davor Suker. Además, el equipo sigue invicto con dos triunfos y tres empates (en los 90 minutos).

Inglaterra, en cambio, perdió su segundo partido del certamen y en un momento muy doloroso para su hinchada, porque estaba la esperanza de alcanzar la final y el título, tal como en 1966. Ahora los británicos buscarán el tercer lugar, algo que no lograron en Italia 1990, cuando perdieron ante el local.

Send this to friend